¿De qué tratan los ejercicios de aislamiento de glúteos?

En nuestra rutina de entrenamiento, a veces realizamos ejercicios “compuestos” o de “aislamiento”. Los primeros son movimientos multi-articulares, es decir, trabajan varios músculos o grupos musculares a la vez, mientras que los segundos son los que trabajan un músculo o grupo muscular y solo una articulación a la vez.

Un gran ejemplo de un ejercicio compuesto es la sentadilla, que trabaja muchos músculos de la parte inferior de nuestro cuerpo, incluyendo los cuádriceps, isquiotibiales, pantorrillas, glúteos, la espalda baja y el abdomen.

Por su parte, estos son algunos ejemplos de ejercicios de aislamiento:

– Extensión de tríceps con polea.

– Curl de bíceps martillo.

– Curl femoral tumbado.

– Extensiones de cuádriceps.

– Elevaciones de gemelo. 

Ahora bien, ¿por qué utilizar los ejercicios de aislamiento?

Los ejercicios de aislamiento se recomiendan para corregir un desequilibrio muscular o debilidad, que a menudo se produce después de una lesión. Aislar un músculo específico es a veces necesario para aumentar nuestra fuerza y volumen muscular.

Otra razón para llevar a cabo ejercicios aislados es aumentar el tamaño de un grupo específico de músculos. Por ejemplo, si quieres construir unos bíceps enormes es muy efectivo incluir ejercicios de aislamiento que nos ayuden a mejorar la fuerza.

Una de las partes del cuerpo que a veces no solemos entrenar como es debido son los glúteos. Hay que tomar en consideración que se trata de un grupo muscular grande, con más fibras que otros muchos y, por eso, debemos entrenarlos a profundidad.

Por norma general no solemos realizar ningún ejercicio para fortalecer esta zona, sino que los glúteos los solemos tocar cuando entrenamos otras partes de las piernas, lo que hace que el entrenamiento sea indirecto y poco productivo.

Así que si estás buscando la respuesta a los problemas de flacidez y caída del glúteo, lo recomendable es realizar aquellos movimientos específicos que se enfoquen en levantar y endurecer los niveles inferior y superior que contiene el glúteo, siendo el más importante el glúteo medio.

Te invito a que veas el video de aislamiento de glúteos en el que te dejo, en esta primera parte, cuatro ejercicios específicos para esta área y complementes con otros ejercicios compuestos de tu rutina diaria.

Un entrenamiento completo, eficiente y funcional se obtiene haciendo ejercicios compuestos, pero hay momentos en que el aislamiento de un músculo es necesario y recomendable. El correcto equilibrio y uso de ambos tipos de ejercicio nos darán la clave para obtener los resultados deseados.

Hasta la próxima y sigamos aprendiendo juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *