El círculo de la vida

Ya van 3 semanas de 52 que tiene 2020. Aunque trabajo en vivir en el ahora, practico mucho la planificación, pero la planificación desde el punto de partida de cómo me siento, física y emocionalmente hablando, porque todo influye: cómo te sientes en tu trabajo, cómo te sientes con tu pareja o familia, amigos, cómo te sientes contigo mismo, ¿te das valor?, etc. Todos estos aspectos influyen en nuestras vidas, y podemos sentirnos motivados o, al contrario, tenemos desánimo. Es ahí donde viene la planificación, porque si algo no me gusta, yo soy la única responsable de cambiarlo, y sé que no es fácil, te lo dice alguien que vivió mucho tiempo en piloto automático, hasta que elegí ser la protagonista de mi vida: yo elegí dejar un trabajo que me pagaba muy bien, pero no me daba satisfacción, casi que lloraba para ir a laburar (fueron 11 años), hoy trabajo por mi cuenta, capaz con menos recursos económicos, pero llena de alegría, con tiempo para mí que, al final, es lo que yo más valoro.

Una vez un tío muy querido para mí me dijo: “Yare, la vida es como una mesa, con cuatro patas, donde una pata es la familia, otra es la salud, otra es lo profesional y la otra es la espiritualidad, y si una de las patas falla, la mesa no se puede mantener de pie”. En mi caso, no me fallaba una pata, me fallaban 3, solo existía mi trabajo, vivía y me enfermaba por mi trabajo. Claro, eso me pasó factura, pero he aprendido a no vivir en el pasado, sino más bien usarlo como aprendizaje y avanzar en este hermoso camino llamado vida.

Por eso, cuando decidí dejar mi trabajo como Contador Público, solo tuve como punto de partida el aspecto laboral porque influía mucho en mi vida, me centré en lo que quería y cómo lo quería. Ya luego más consciente del poder que tenemos cada uno de nosotros de ser los creadores de nuestra vida, me propuse de a poco a planificar los otros aspectos de mi vida, y entre libros y talleres de coaching, aparecieron varias estrategias de revisión y organización, como la que te comparto el día de hoy que se llama el “Círculo de la vida”. Esta herramienta la encontré al leer el libro Come limpio de Carla Zaplana, una nutri española que va con mi filosofía de alimentación.

Este ejercicio me súper encantó porque es el punto de partida para otros ejercicios de visualización, organización y planificación de algún aspecto de nuestra vida.

Se llama el “Círculo de la vida” porque contiene una cierta cantidad de aspectos de nuestra vida (digo cierta cantidad porque en el libro Come limpio existen 12 aspectos, en otros talleres he visto solo 6, o como el ejemplo de mi tío, aunque era una mesa, tenía solo 4). En este blog te voy a compartir 10 aristas que, a mi parecer, son las principales y básicas, igual puedes restar o adicionar otros aspectos.

Lo que nos permite este ejercicio es observar y reflexionar cómo estamos equilibrando cada área de nuestras vidas, porque debemos recordar que somos seres integrales y, como dije al inicio del blog, si alguno de estos aspectos falla o no nos sentimos a gusto, nos podemos sentir desmotivados.

Entonces el círculo va a contener 10 radios, cada radio es un aspecto de nuestra vida (de forma general), desde el centro que lo indicaremos como 0 hasta el final o extremo del círculo que será el 100. Vamos a puntear cada rango en donde creemos que está. Hay varias formas de hacer este ejercicio, la que usaremos hoy será evaluar cómo nos sentimos en ese aspecto, entre más se acerque al 0 es que la energía es negativa y entre más se acerque a los extremos es más positiva. Vas a marcar en cada radio/rango/aspecto un puntito en donde esté tu evaluación de ese ítem. Cuando ya tengas todos los puntitos señalados, vamos a unirlos creando un nuevo “círculo”. Antes de que sigas leyendo, toma lápiz y papel y dibujemos un círculo así:

circulo de la vida

¿Empezamos? Con base en el libro Come limpio de Carla Zaplana (recordando que, para ella, son 12, pero yo solo incluí 10), te hablo un poco de cada arista del círculo:

Finanzas: ¿Cómo llegas a fin de mes? ¿Puedes ahorrar algo? ¿Puedes permitirte aquello que quieres en el día a día o en el mes?

Profesión: ¿Cómo te sientes en el trabajo? ¿Te gusta lo que haces? ¿Te sientes reconocido, valorado? ¿Te gusta donde trabajas?

Relaciones: Piensa en las personas más cercanas a ti y evalúa ¿Te sientes como con ellas? ¿Cómo son tus relaciones en general? Recordando que lo que vemos en los demás es un reflejo de cómo nos sentimos nosotros mismos.

Vida social: Esto es subjetivo, ya que hay personas a las que les encanta salir del trabajo o estudio a reunirse con amigos, hay otros que son más reservados y salir un sábado por la tarde ya les da satisfacción, aquí lo importante es cómo te sientes tú al respecto.

Nutrición: ¿Qué cantidad de la comida que cocinas es preparada en casa? ¿Qué tan consciente eres de la calidad de los ingredientes que se han usado para preparar tu plato? ¿Qué tan procesado o no comes durante el día?

Salud: ¿Cómo te sientes de energía? ¿Estás tomando medicación?, etc.

Educación: ¿Te sientes bien capacitado para hacer lo que haces? ¿Te gustaría seguir estudiando o empezar algo diferente?

Espiritualidad: Esto no hace referencia a tu religión, sino más bien al espacio que puedes darte a ti mismo. ¿Cuánto tiempo te dedicas a ti en la semana para escucharte, preguntarte cómo te sientes, sentirte, saber quién eres, qué quieres? ¿Te das un momento para sentir tu respiración?, etc.

Actividad física: ¿Mueves el esqueleto? ¿Sales a caminar o a hacer alguna actividad física? Esto es cómo estás ahora, no lo que hacías hace un año o lo que piensas hacer.

Casa: ¿Cómo te sientes en casa? ¿La puedes llamar hogar? ¿Te sientes cómodo? Hay quienes entran a casa y no se sienten en su espacio, ya sea porque comparten departamento o porque la relación con las personas que conviven ahí no es muy buena o porque simplemente la energía del espacio no fluye, ya sea por ruidos y molestias externas.

¿Listo? Ahora vamos a unir cada uno de los puntos.

Cuando hayas unido tus puntos, ahí vas a tener cómo está tu vida ahorita. Eso es un resumen de todos los aspectos principales de tu vida. ¿Cómo lo ves? ¿El círculo es armonioso, equilibrado o tiene muchas entradas y salidas? Aquí no se trata de juzgar, sino evaluar cómo estamos en cada área. Quisiéramos todos tener un círculo perfecto jajaja, pero lo divino de vivir es que podemos transformarnos día a día. Entonces evaluemos qué aspectos salieron con “baja” puntuación y, ahora, procede a anotar qué crees que podrías hacer para mejorarlos. NO LO DEJES EN TU MENTE ¡ESCRÍBELO! Al escribirlo captamos mejor lo que queremos conseguir, queda más claro y no vagando por nuestra mente.

Dejando afuera los taboo, te dejo aquí mi “circulo de la vida” (quitemos el hecho que parece dibujado por un niño de 3 años jaja), te comparto mi resultado, muchas entradas y salidas. En cuanto a las de “baja” puntuación:

Vida social: Aunque no soy de salir mucho de fiesta, sí siento que estoy muy encerrada en casa, trabajando, creando contenido, descansando, etc. y me relaciono poco, así que una de las tareas propuestas fue hacer alguna actividad que me guste, que me permita relacionarme y salir de casa. Por eso, decidí iniciar clases de tango en un espacio donde dan clases hasta de salsa y bachata, va gente súper copada, el ambiente es súper alegre, así que vamos a ver qué tal. El lugar se llama La Viruta Tango Club.

El otro punto fue el de finanzas, no me juzgo por el resultado porque llevo poco tiempo trabajando por mi cuenta, así que me doy mi palmadita de felicitaciones, solo que ya activé estrategias para trabajar de forma más efectiva (esto ya sería un blog sobre emprendimiento, si te gustaría saber más, házmelo saber en los comentarios).

Punto bajo para la actividad física (aunque no se crea) y tal como lo indiqué en las explicaciones, es cómo tú te sientas. En mi caso, siempre estoy activa, pero dando clases, poco tiempo entreno con la intensidad que quisiera, peroooo este 2020 viene con un gran objetivo de participar en la Media Maratón de Buenos Aires, así que espero me acompañes en mis entrenos y me motives… sííííí, yo también necesito motivación.

Y, por último, el aspecto de “relaciones” (imagina el emoji del monito tapándose la cara), no salió tan bajo, pero pudiera estar mejor, y esto tiene que ver un poco con el punto 1: ¿Cómo me relaciono si mi vida social es 0? Así que estoy pensando en otras actividades que me gusten y ameriten entablar conversaciones y contactos con otras personas.

Un breve resumen de mi estrella de la vida jaja. Si llegaste hasta aquí, infinitas gracias por leerme y espero que te animes a hacer el ejercicio. Puedes escribirme las dudas en los comentarios o compartirme los resultados, ya sea por email pegatealfitness@gmail.com, por un DM de Instagram o por la vía que prefieras, y así podemos conversar y motivarnos

Si te gustó, compártelo a aquellas personas que sabes que pueda interesarle.

Agradecida siempre

Besos,

Yare.

Una respuesta a “El círculo de la vida”

  1. Hola, Yare, esposa mía, me encantó tu reseña. Describes este ejercicio de planificación, que de cierta forma tiene un método muy sencillo de realizar.
    Que bueno que lo compartiste, generalmente en dic, el día del espíritu de la navidad, lo tomó para hacer un balance de lo vivido, es decir que desde hace un tiempo lo hago anual, pero, de manera desorganizada, como van llegando los pensamientos.
    He leído, que deberíamos hacer más frecuentes nuestras reflexiones internas. Que tan frecuente podemos hacer el círculo de la vida.

    Mira a mi el tema de la maternidad me gusta, mi nuevo rol desde hace 3 años, pero si me anule mi parte femenina, y este año por ejemplo decidí retomarla, aunque tu sabes que no soy mucho de maquillarme, accesorios, tacones, no, no, eso no me hace sentir cómoda. Pero si por ejemplo el cuidado de mi piel y cutis, pues los años pasan y ya nos dejan huellas…

    Otra pregunta yo puedo crearle como categorías?, como por ejemplo maternidad? Y haría igual un círculo?

    Lo compartiré con amigas cercanas este estupendo ejercicio.

    De verdad me encanto la narración de tu artículo, es el ente.

    Un abrazo fraterno, y cariñoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *