Claudia Amaya

«Les confieso, no fue muy fácil porque llevar un estilo de vida fitness requiere de metas, disciplina, dedicación, autocontrol, compromiso, paciencia, amor propio, fuerza de voluntad y pasión. Pero cada día que me preparaba mi comida y entrenaba, sentía mucha satisfacción y percibía mejores resultados en mi cuerpo físico y también en lo bien que me sentía conmigo misma. Les doy millones de gracias por la oportunidad de acercarnos a ustedes, enseñarnos y educarnos de lo importante que es la salud, más allá de la belleza física, me veo mejor, por ende me siento mejor, con más energía y ánimo para seguir. Gracias por ayudarme a fomentar hábitos saludables que con el pasar de los años el cuerpo me lo agradecerá. Ahora soy una mejor versión de mí misma».