Fabiola Rivas

«Lo que más me gustó de la asesoría fue la amabilidad de Yarelys: es una persona abierta que te explica todo porque, aunque uno crea que se las sabe todas en cuanto a alimentación, muchas veces no es así y ese fue mi caso. Yo creía que comía saludable y hacía ejercicio, pero nunca bajaba de peso y, por eso, la contacté.

Empecé un 23 de octubre de 2017 y realmente fue un reto para mí porque tienes que ser organizada desde que te levantas de la cama y sobre todo tener la voluntad. Me costó adaptarme a los 5 tiempos de comidas y así pasé dos semanas. Como a los 15 días empecé a ver cambios en mi cuerpo, en cuanto a cómo me quedaba la ropa y que algunas personas cercanas a mí me decían que lucía más delgada. Eso es algo que te impulsa a seguir con tu plan alimenticio supervisado por expertos.

Siempre tuve problemas con ir al baño, pero desaparecieron cuando ya tenía dos semanas: pasé de ir 1 vez al día a 2 o 3 veces; se me quitó la acidez que padecía, puedo asegurarles que duermo mejor ahora y me siento siempre llena, pero liviana.

​Me encanta comer saludable de verdad y voy por mi tercer mes más emocionada que nunca porque estoy cerca de llegar a mi meta en cuanto al peso.

​Tener una alimentación supervisada es algo que recomiendo porque conoces más de cómo es que te tienes que alimentar sin sufrir ni una gota y hasta tu familia se integra a tu método alimenticio».