Tu cuerpo es el reflejo de tu estilo de vida

Todo comienza con amarse a uno mismo. Amig@, el hecho de abrir los ojos cada mañana ya es una bendición, entonces ¿por qué a veces buscamos o estamos en caminos que atentan contra nuestra salud, y no sólo la salud física, sino también la mental y espiritual? Recuerda que la vida hay que vivirla en equilibrio.

Hoy día, es muy común ver a las personas corriendo de un lado a otro y llevando un estilo de vida bastante agitada. Todos tenemos trabajo acumulado por hacer, problemas con que lidiar y quizá una que otra preocupación que no nos deja dormir. Por esa razón, se han incrementado ciertas enfermedades degenerativas debido a estilos de vida deficientes. Entre las principales enfermedades se encuentran, según la Organización Mundial de la Salud: diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión arterial, así como elevación en las concentraciones sanguíneas de colesterol y triglicéridos. Cuando una persona está enferma, el cuerpo lo refleja inmediatamente.

Ahora bien, cuando hablamos de estilo de vida, a ¿qué nos referimos? No es más que el conjunto de actividades que una persona realiza diariamente o con determinada frecuencia. ¿Y qué significa tener un estilo de vida saludable? Es aquella forma de vida en la que la persona mantiene en equilibrio una buena alimentación, actividad física, intelectual, recreación (sobre todo al aire libre) descanso, higiene y paz espiritual.

Pero, ¿cómo se puede mantener un estilo de vida saludable? Es ahí cuando se involucran actividades que no causen efectos negativos sobre la salud, entre las que se encuentran:

Alimentación correcta

Es importante reducir en nuestra dieta las grasas no saludables, los alimentos con mucho colesterol, el sodio y los azúcares añadidos, y priorizar las comidas ricas en fibra y proteína magra, así como las frutas y las verduras. Te recomendamos de manera general:

  • Mantén un diario en el que apuntas lo que comes todos los días
  • Aliméntate con más vegetales y frutas
  • Consume alimentos integrales
  • Come pescado al menos dos veces por semana

Muévete

Todo el mundo sabe que el ejercicio es bueno para la salud, pero hay demasiada gente que no lo practica. Sólo 30 minutos de ejercicio moderado, durante cinco días a la semana, reduce significativamente el riesgo de padecer diabetes o tener un infarto. Hacer ejercicio no sólo influye a nivel físico: además de reducir el estrés, nos da mayor energía e incluso hace que cambie nuestro estado de ánimo.

Estrés

Situación en la que las presiones externas (sociales) o las presiones internas (psicológicas) superan nuestra capacidad de respuesta.

Vivir con estrés equivale a vivir con una calidad de vida disminuida, ya que modifica el funcionamiento del organismo, por ejemplo: eleva la frecuencia cardiaca, la presión sanguínea, respiración, tensión muscular, entre otras.

Es común que las personas creamos que el estrés es parte de la vida, pero no es así. Gran parte de este estrés puede ser controlado por actividades que ayudan a la relajación, como respirar profundo, meditar, caminar, dar un paseo, hacer yoga, entre otros.

El estrés se intensifica cuando hay sedentarismo (falta de actividad física), por lo que hacer ejercicios ayuda a manejar adecuadamente el estrés y ofrece la oportunidad de «desahogar» nuestras sensaciones de frustración, enojo, ira, entre otros.

También existen otras actividades que influyen en nuestro estilo de vida, como dormir las horas adecuadas. El descanso es importante para un estilo de vida saludable: cuando se duerme menos de 6-8 horas el cuerpo no descansa lo suficiente como para empezar un nuevo día con la vitalidad que se necesita. Esto puede afectar al rendimiento laboral y aumentar el estrés, pues el cansancio acumulado hace que disminuya la capacidad de atención y la velocidad de reacción.

Te puede interesar Controla tu mente para conquistar tu cuerpo 

El cuerpo, más que reflejo, es lo que somos. Ignorarlo, menospreciarlo, descuidarlo, no es sino un acto de olvido de uno mismo. La aceptación y el amor propio son dos palabras claves que hay que resaltar, todo empieza por nosotros para luego tener la capacidad de transmitir lo bueno que se construye en nuestro interior.

No existe una fórmula secreta para vivir mejor y durante más tiempo, pero sí hay determinadas actividades que podemos hacer. Y cuando pienses en ti como un templo que merece todo lo bueno, verás como todo se hace más y más fácil.

El estilo de vida saludable es cuestión de actitud personal…“No luches por un mejor cuerpo, lucha por una mejor vida”.

Te puede interesar El momento perfecto para iniciar una vida saludable 

Te puede interesar Los primeros pasos hacia una vida más saludable

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *